Rechercher
  • Lorena López Suárez

Tiempo de cambiar

Mis à jour : 19 juin 2020

Así como la naturaleza, el ciclo humano está cambiando. ¿cómo adaptarnos a esta nueva realidad?

Ha llegado el tiempo del cambio. Es evidente que los procesos naturales y sociales nos han empezado a enseñar que no estamos solos, más bien, que estamos interconectados y somos dependientes de las fuerzas de una naturaleza que parecía desapercibida en medio de nuestro mundo egoísta y consumista hasta esta era.


Adaptarnos al cambio implica dar inicio a la observación de nuestro entorno, un paso hacia la conexión con el prójimo que nos permita crear una nueva realidad más benevolente en donde nos sintamos en familia.

¿Cómo la humanidad puede crear una nueva realidad? es simple, a través de la UNIÓN. Incluso la unión con la naturaleza nos llevará a una nueva percepción, a una nueva sensación de pertenencia a algo superior a nosotros mismos, a una nueva sensación de calidez, familiaridad y empatía en el cual nos resulte más importante el desarrollo de la humanidad que la evolución propia, la competencia egoísta.


La coexistencia con los demás, la preocupación por los otros, nos llevará a desarrollar mayor solidaridad. Si nos detenemos por un instante, observamos como la naturaleza nos ofrece miles de ejemplos de lo que puede suceder en tiempos de cambio. Uno de ellos se presenta ante la ocurrencia de catástrofes tales como los terremotos. Quizás quienes habiten en un mismo edificio, en medio de la ciudad afectada, jamás hayan cruzado palabras entre sí durante su vida cotidiana. No obstante, ante la inminencia de la inseguridad, desprotección y sufrimiento ante la catástrofe, lo más probable es que resulten uniéndose en aras de su propia supervivencia. Con seguridad, el dolor llevará a desarrollar una mayor empatía, una mayor conexión.


No deberíamos esperar a un golpe tan duro como un terremoto o un virus como el Covid. En tiempos de cambio, deberíamos comprender que lo más importante es aprender a conectar con el prójimo, no necesariamente de forma física, puede lograrse también de forma virtual y obedeciendo a unas nuevas reglas. Cuáles son esas reglas?. En primer lugar, todos somos iguales, no hay alguien más o menos importante; de otro lado, no anulamos las palabras del otro; en tercer lugar, no discutimos, solo agregamos; finalmente, deberíamos comprender que la verdadera solución a nuestros problemas no llega del conocimiento o de nuestra capacidad de expresión, sino solo de la conexión, del diálogo.


En tiempos de cambio es propicio replantearse sobre nuestro impacto en la consciencia de otros, en la evolución de otros e incluso en la energía de de los otros. Consumismos de forma sabia o desproporcionada? actitud arrogante o compasiva? tengo relaciones sagradas o profanas con mis semejantes? entendido este último punto como el nivel de valor que somos capaces da dar o no a los otros seres humanos.


En tiempos de cambio es necesario reflexionar: Deseas paz a los demás? entonces tú la recibirás. Si solo ves belleza y valía en tus semejantes, recibirás otro tanto de ello. Con esperanza, la nueva generación sabrá convivir en equivalencia de forma con esta naturaleza y nuestra evolución en armonía estará garantizada.


Ama a tu prójimo como a ti mismo!




5 vues0 commentaire

Posts récents

Voir tout